La temperatura es uno de los factores que influye en el rendimiento del pack de baterías de vehículos eléctricos. Hablaremos concretamente del frío, para ello compartimos el siguiente video en el cual se realiza una prueba con dos vehículos en condiciones similares:

Autonomía de un vehículo eléctrico según la temperatura exterior:

Independientemente de la rigurosidad de la prueba y del objetivo que buscan, así como los resultados que han obtenido, creo que es interesante que tengamos en mente varios conceptos importantes relativos a la climatización del pack de baterías.
La clave está en, precisamente, climatizar, es decir, calentar las celdas a baja temperatura y refrigerarlas a alta temperatura, con el objetivo de que la batería trabaje en el intervalo de los 25-35ºC.

Para ello, además de emplear diversos sistemas de climatización (por aire, por agua, por bomba de calor,…) una parte fundamental es la envolvente del pack de baterías.
Esta envolvente está fabricada (generalmente) en aleación de aluminio y su objetivo (además de minimizar peso) es ayudar en el intercambio de calor. Por tanto, los sistemas de climatización están diseñados contando con la influencia de dicha envolvente.


Si aislamos la envolvente, mejoramos el comportamiento en frío, puesto que podemos calentar antes el pack o se enfría más lentamente durante el tiempo de inactividad (vehículo apagado), pero empeoraremos su comportamiento en caliente, ya que eliminamos el intercambio de calor con el ambiente y haremos trabajar más al sistema de refrigeración, con lo que aumentará el consumo de energía (reduciéndose la autonomía).

Deja un comentario