Existen tres grandes tipologías celdas para baterías que destacan entre los fabricantes:

Las celdas tipo Pouch ofrecen muchas ventajas a la hora de diseñar y fabricar el pack de baterías, gracias a su geometría y su mediana flexibilidad.

Celdas tipo pouch (comparativa entre una celda en buen estado y una celda dañada)

El precio de las celdas tipo pouch, es más elevado que el del resto de geometrías (comparando prestaciones similares), son reconocibles ya que no disponen de una estructura rígida que mitigue el aumento de volumen como consecuencia de una excesiva generación de gases en su interior como resultado a una mala reacción química motivada por un posible aumento de temperatura fuera de rango de funcionamiento deseable.

Aún con una química LFP (batería de litio-ferrofosfato), como se puede apreciar en la imagen, existe este problema. Con lo que, una adecuada gestión térmica y un sistema de refrigeración fiable, se vuelve imprescindible para evitar este problema y que la celda alcance la temperatura de runaway y yo no exista marcha atrás.

Celdas de bolsa o tipo pouch nueva

Cada fabricante de celdas de batería posee predilección por un tipo u otro, aunque también existen otras que se decantan por fabricar más de un formato. El fabricante LG Chem es uno de los principales fabricantes que se decanta por las celdas de tipo bolsa. 

Deja un comentario